Estrategia Financiera, Jim Rickards

7 Herramientas de la Fed que no sirven para nada

By On enero 30,17

Donald Trump y Janet Yellen se preparan para la batalla del año. En mi nota de hoy, te cuento qué herramientas tiene la presidente de la Fed a su alcance.

En las últimas décadas, la Fed se ha involucrado en una serie de intervenciones políticas y manipulaciones del mercado que paradójicamente  la han hecho más poderosa que nunca. Incluso cuando esas intervenciones ocasionaron colapsos, caídas y calamidades. Lo siguiente es una revisión de 7 Herramientas de la Fed para estimular la economía si predomina la recesión o deflación y una explicación de por qué estas herramientas están falladas. Dinero helicóptero: Suele creerse que el “dinero helicóptero” consiste en el Banco Central regalándole dinero a la gente desde un helicóptero. No es tan así. El dinero helicóptero comienza con déficits más grandes causados por gastos públicos más altos. Se considera que estos gastos tienen un efecto multiplicador. Por cada dólar de gasto, se crea quizás USD 1,50 de PIB adicional ya que los receptores del gasto se dan la vuelta y gastan esa misma cantidad de dinero en bienes y servicios adicionales. El Tesoro de los Estados Unidos financia estos déficits más grandes al tomar el dinero prestado del mercado de bonos públicos. Normalmente, este préstamo adicional puede aumentar las tasas de interés. Pero la suba de las tasas de interés puede neutralizar el estímulo buscado con el aumento del gasto, haciendo que el programa entero no tenga sentido. Aquí es donde la Fed comienza a actuar. La Fed puede comprarle al Tesoro la deuda adicional con dinero recién impreso. Al imprimir dinero para neutralizar el impacto sobre la tasa, la economía recibe el beneficio de mayores gastos, sin las desventajas que implican las tasas de interés más altas. Esto da como resultado una compensación ligeramente inflacionaria de la temida deflación que desencadenó el el dinero de helicóptero en primer lugar. Esa es la teoría, peor hay múltiples problemas. El multiplicador no es tan grande como dicen. Además, no sabemos si una vez que la gente recibe el dinero efectivamente lo gastará. Por último, está el límite que ejerce la confianza en el dólar. ¿Cuánto más puede expandirse la hoja de balance de la Fed? Represión Financiera y Tasas de Interés Reales Negativas: Otra herramienta de estímulo con la que cuenta la Fed es la política de tasa de interés real negativa. Las tasas de interés reales negativas existen cuando las tasas de interés nominales están por debajo de las tasas de inflación. Una tasa de interés real negativa estimula la petición de préstamos y la inversión porque el deudor le puede devolver al prestamista con dólares más baratos. Las tasas de interés reales negativas también pueden causar una caída en el valor de cambio del  dólar ya que el capital fluirá a otras monedas con un rendimiento real positivo. Reducciones en las Tasas de Interés: Aunque el objetivo de la tasa de fondos federales nominales es bajo, de sólo un 0,5% actualmente, es igualmente positivo. La Fed podría anunciar dos reducciones de un 0,25% a las tasas en dos reuniones de la FOMC si así lo decidiera. Esto es poco probable ahora ya que la Fed anunció su intención de elevar las tasas tres veces en 2017. Sin embargo, cada aumento de las tasas se puede ver como una bala más en el revólver de la Fed, dándole más municiones para disparar (bajando la tasa) si la economía estadounidense entra en recesión. Así, la Fed subirá las tasas lo más que pueda, de manera que pueda bajarlas cuando la recesión llegue. Tasas de Interés Negativas: Las tasas de interés negativas se vieron al principio como una extensión de las reducciones de los tipos de interés luego de que éstos llegaran a cero. Si el banco central tuviera una tasa de interés del 1%, podría implementar cuatro reducciones de tasas del 0,25% antes de llegar a cero. Para ese punto, el banco central podría reducir las tasas aún más llevando a las políticas monetarias de tasas hacia un territorio negativo. Esto puede hacerse pagando una prima por sobre el valor nominal para letras del Tesoro que no generan ganancias que maduran al valor nominal, obteniendo así una ganancia total negativa de las letras. Mientras que la política de tasas de interés negativas continúa dentro del juego de herramientas de políticas de la Fed,  hay grandes obstáculos para su uso. Janet Yellen pidió estudios de investigación sobre las tasas negativas, pero, hasta ahora, se ha reservado su opinión sobre su voluntad de usarlos realmente. La “orientación a futuro” y el Preanuncio de Valores: El preanuncio de valores es el nombre técnico que se le da a la propaganda de la Fed o a la manipulación del mercado a través de la elección de palabras usadas en declaraciones, conferencias de prensa y discursos del FOMC. Se utiliza para señalizar una futura política de la Fed sin dar fechas ni tasas de interés para pólizas específicas. El preanuncio de valores es una de las herramientas favoritas de la Fed ya que se puede usar ambiguamente y ser revertida fácilmente cuando la Fed quiere dar señales de un cambio. Guerras de Divisas: La reducción del valor de cambio internacional del dólar, también llamada guerra de divisas, es otro medio para intentar estimular la economía estadounidense. Si la Fed hace una pausa en su ciclo de ajuste mientras que el Banco Central Europeo persiste en su actual disminución en las compras de activos, el resultado neto será probablemente un descenso en el tipo de cambio dólar/euro. La Opción Nuclear – el Oro: El arma final en el arsenal de la Fed es el equivalente financiero a una guerra nuclear. La Fed podría crear inflación instantáneamente y lograr un crecimiento nominal, sino real, devaluando masivamente el dólar al contra una unidad de oro. La Fed podría usar esta opción nuclear acordando con el Tesoro que se haga un mercado bidireccional de oro usando dinero impreso. Esto funcionaría exactamente como un alivio cuantitativo, excepto que la Fed compraría o vendería oro en vez de bonos del Tesoro. La Fed fijaría un precio arbitrariamente alto para el oro como USD 5.000 por onza, y haría que ese precio se fijara ofreciendo comprar oro a cualquier vendedor a USD 4.900 por onza y vendiendo el oro al mercado a USD 5.100 por onza. Si, por ejemplo, el precio del oro fuera de USD 1.300 por onza previo a la operación, el efecto sería devaluar el dólar de 1/1.300mo de una onza de oro a 1/5.000mo de una onza de oro, una devaluación del 75% del dólar. Esta devaluación no sucedería aisladamente. Una devaluación del 75% del dólar contra el oro afectaría al resto de las mercancías y servicios y resultaría en un precio de USD 100 por onza de plata, USD 200 por barril de petróleo, etc. Esta es obviamente una medida extrema que solo sería usada si hay una fuerte y persistente deflación. Pero el hecho de que esta técnica exista y haya sido usada en el pasado es una razón para concluir que la deflación no persistirá más allá de ciertos límites porque la Fed y el Tesoro tienen la habilidad para pararla como lo hicieron en 1933. Esta revisión de 7 herramientas de la Fed, que consiste en subas de tasas de interés para pelear contra la inflación y varias herramientas para pelear contra la deflación, muestra que la Fed estará totalmente comprometida en la manipulación de la economía estadounidense por un período de tiempo indefinido.

Deja un comentario